Un tribunal de Málaga dictamina la custodia compartida de una perra

AbandoNoAnimal, perro

Tras la reforma del Código Civil, que ahora define a los animales de compañía como seres sintientes y no cosas, España ha dado importantes avances en materia de protección animal.

En esta ocasión, la Audiencia Provincial de Málaga ha acordado por primera vez la custodia compartida de un perro perteneciente a una pareja que decidió separarse.

Se trata del caso de Tara, una tierna perrita cruce de Pomerania, que tras el rompimiento de la relación de sus amos se determinó que deberá ser cuidada y atendida bajo las mismas condiciones por ambos propietarios conforme a la sentencia del Alto Tribunal.

Justicia para los animales de compañía

El caso se llevó a cabo en tribunales debido a que la pareja en cuestión, tras más de diez años de relación y convivencia, decidió separarse. El demandado dejó el domicilio en Madrid y se fue a vivir a Antequera, dejando a la pequeña Tara bajo el cuidado de su ex pareja, y así permaneció durante cuatro años.

AbandoNoAnimal, animal de compañía

Durante ese periodo la mujer se encargó por completo de la alimentación, paseos, cuidados veterinarios y vacunas de la perra, lo que quedó registrado en la cartilla del animal. Queda claro que la mujer cuidó a Tara en todos los aspectos.

Transcurrido ese tiempo, el hombre decide regresar a Madrid con la determinación de llevarse a Tara consigo, manifestando que tanto en los documentos sanitarios como en el Registro de Animales de Compañía él figuraba como propietario de la perra. Por esta razón el caso fue llevado al juzgado de Antequera.

El juzgado desestimó una primera demanda, al entender que la perra pertenecía exclusivamente al hombre debido a la documentación.

Sin embargo, a partir de ese momento, la estrategia de la demandante se centró en demostrar que existía una fuerte relación con el animal. Tras la apelación, la Audiencia Provincial de Málaga otorgó la tenencia compartida en una sentencia que indica que la mujer mantuvo una relación afectiva intensa con Tara durante más de siete años, algo que, según la sala, merece una protección jurídica.

AbandoNoAnimal, ley de protección animal

La sentencia toma en cuenta no solamente a las personas involucradas en el caso, sino también a los derechos del animal como ser sintiente, por lo que el juez tuvo como prioridad el bienestar del animal al momento de ejecutar la sentencia.

El hombre y la mujer deberán hacerse cargo de la pequeña Tara por un periodo de seis meses cada uno en sus respectivos hogares, debido a que viven en ciudades distantes.