Cómo proteger a los animales de compañía del calor veraniego

AbandoNoAnimal, calor en animales

El verano llegó y los rayos del sol junto con las altas temperaturas pueden afectar a los animales de compañía si no se toman en cuenta diversos factores.

Los expertos señalan que entre los caninos y felinos, los perros son más sensibles durante la temporada más calurosa del año. Es por ello que las personas que tienen animales de compañía deben estar atentos para prevenir que sus amigos peludos sufran de olas de calor, quemaduras por el sol y deshidratación.

Los especialistas advierten la importancia de cuidar la piel de los animales domésticos cuando llega el verano, ya que el sol puede ocasionar una dermatitis extrema con posible inflamación e infección. En el peor de los escenarios, podría desencadenar cáncer de piel.

Los perros que son más vulnerables a sufrir quemaduras en la piel a causa del sol son aquellos que tienen el pelaje corto y también aquellos con pelo de color claro. Las zonas de la piel del perro que se pueden ver más afectadas por el sol son: la nariz, la comisura de los labios, la piel alrededor de los ojos y las orejas.

Cuidados durante el verano

Se recomienda no cortar demasiado el pelo de los animales, ya que protege la piel de los rayos del sol y de las altas temperaturas. Sin embargo, para evitar que los canes que tienen pelaje corto sufran a causa del sol existen cremas solares específicas.

AbandoNoAnimal, animales verano

Es importante tener en cuenta que las cremas solares que usamos los humanos no son aptas para la piel de los animales, ya que pueden contener ingredientes tóxicos y comprometer la salud de los peludos.

Por otra parte, aún cuando el animal esté protegido del sol, si se queda dentro de la casa también puede sufrir de calor, por lo que es necesario mantenerlo hidratado con agua fresca y limpia.

Si debes ausentarte de casa por mucho tiempo, es importante que dejes al menos dos recipientes de agua con hielo para que se mantenga fresca. Otro punto clave es dejar el aire acondicionado encendido o, en su defecto, mantener las ventanas abiertas para la ventilación del lugar.

Las mejores horas para sacar a tu perro a pasear son temprano por la mañana o cuando cae la tarde. Durante ese tiempo el sol y el calor no son tan intensos, lo que ayudará a que tu perro no se deshidrate con facilidad. 

AbandoNoAnimal, verano

También debemos proteger a los animales de los golpes de calor. Por ejemplo, jamás debes dejar al perro encerrado dentro del coche. Las altas temperaturas en el interior del vehículo suben rápidamente y en tan solo 10 minutos el animal puede sufrir un shock.

Estas son algunas de las medidas que debes tener presente para asegurar el bienestar de tu animal de compañía y cuidar de su salud durante este verano.