Prohíbido alimentar a los animales abandonados en los aeropuertos

AbandoNOanimal gatos

En el aeropuerto de Barajas, en Madrid, deambulan diversos animales, sobre todo gatos, que diariamente son alimentados por los trabajadores de la terminal y otros voluntarios. Sin embargo, los buenos samaritanos no podrán seguir ocupándose de la comida de los animales, a causa de una nueva ley publicada por Aena.

La nueva Normativa de Seguridad en Plataforma, que entró en vigencia esta semana, establece multas para los trabajadores de los 46 aeropuertos de la empresa pública que alimenten a los animales. También tienen prohibido crear comedores y refugios para las especies abandonadas dentro de la terminal.

De esta manera, dice Aena, buscan evitar “la presencia de colonias de animales no controladas” que podrían representar un riesgo para la logística aeroportuaria y para las personas.

“La Reglamentación Europea y de la Organización de Aviación Internacional han identificado la fauna como uno de los mayores riesgos para la aviación y requieren que los aeropuertos dispongan de los procedimientos adecuados para gestionarla”, indica Aena.

De acuerdo a la empresa que gestiona los aeropuertos españoles, anualmente se destinan 3.5 millones de euros al Servicio de Gestión de Fauna.

AbandoNOanimal gatos

Multas y sanciones

Los trabajadores que incumplan la nueva normativa serán amonestados verbalmente en la primera infracción. Si los descuben una segunda vez alimentando a los animales, podrían perder su empleo.

Elena Andrés, trabajadora en Barajas, asegura que continuará dando de comer a los gatos abandonados que viven en la terminal, pese a las sanciones que esto le podría acarrear. “Los únicos que hemos hecho una gestión ética hemos sido nosotros. Yo les compro el pienso y me encargo de que tengan unos puntos de alimentación que ellos conocen. Si no les das comida, los vas a tener danto vueltas por todo el aeropuerto. Es absurdo”, asegura Elena al sitio Público.

AbandoNOanimal gatos

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) asegura que la medida de Aena atenta contra las leyes de protección animal. “Que los animales son un peligro y no deben estar en el recinto aeroportuario no es algo que nadie ponga en duda. Es un peligro para aeronaves, personas y por descontado para ellos mismos. Pero no se puede sacar una nueva normativa que impida alimentarles, porque eso está tipificado por ley como maltrato animal", asegura el organismo.

La protectora GFAM también se ha opuesto a la nueva normativa, lanzando una iniciativa en Change.org, que han firmado casi 25.000 personas.

Prohíbido alimentar a los animales abandonados en los aeropuertos
Ayídanos a difundir