Famosos y el placer retorcido de cazar animales

abandoNOanimal famosos cacería

En ocasiones la fama y el dinero llevan a las personas que poseen ambas etiquetas a gestar cualquier acto que se les antoje, sobre todo si el mismo produce placer, muy a pesar de que en algunas ocasiones, dicha acción sea retorcida. Una de ellas es cazar animales.

En efecto, además de comer en restaurantes caros, transitar por hoteles lujosos y conocer el mundo, entre otros hobbies, algunas caras conocidas suelen liberar estrés y pasar el rato en roles poco humanos, tal y como debe ser visto el cazar a un animal por placer.

Pues España, como en diversos lados del mundo, ostenta celebridades caprichosas, con mentes capaces de regocijarse en el sufrimiento animal, como si de basura se tratase, y contrario a lo que suelen profesar en discursos o spots publicitarios.

Hoy, absolutamente todos hablan de César Cadaval, preponderante miembro del grupo humorístico Los Morancos, posó 15 días atrás para la web del diario El País, junto a un guepardo y un antílope, ambos abatidos en África. Tal panorámica ha levantado una polémica tremenda, debido a la naturalidad mostrada por el comediante y su capacidad en vías de matar a las citadas especies.

Ya lo decía el periodista Maxim Huertas a través de su Twitter: “Disfrutar matando y posar con la presa es deleznable. Me espanta”, esto en relación a Cadaval.

Flashes que generan matriz de opinión, y especialmente invitan a la reflexión sobre la poca conciencia en el planeta a la hora de darle al animal un trato digno.

Claro está, el caso de mayor pegada mediática en los últimos tiempos en la península ibérica, va de la mano al del abdicado rey Juan Carlos, cuya intervención quirúrgica en la cadera, durante el 2012, llegó de la mano a su fanatismo por cazar elefantes en Botsuana. Incluso, luego de un sinfín de críticas, el entonces monarca español debió ofrecer disculpas.

rey cazador

De acuerdo a la BBC de Londres, alrededor 980 mil cazadores en el globo terráqueo tienen nacionalidad española, e ahí que personalidades, también del deporte, de la talla Frank Vásquez, centro de la selección ibérica de baloncesto, campeón de Europa con la roja en 2009 y 2011, y medallista de plata en las Olimpiadas de 2012, tenga tan pesado gusto. El gigante gallego, ex basquetero del Barcelona, gusta de emboscar conejos, en pro de posteriormente cocinarlo.

Ya retirado del motociclismo, Fonsi Nieto decidió ir por el cerdo, en persona. El cuatro veces campeón de España en los 250 centímetros cúbicos suele victimizar en las adyacencias a su finca en Badalona, a cochinos para hacer barbacoas con sus más allegados, y sus postales en diversas redes sociales, lo dejan en evidencia.

Asimismo, el ex jugador y entrenador del Real Madrid, José Antonio Camacho, quien de igual forma, preparó a la escuadra nacional de España en el Mundial de Fútbol Corea-Japón 2002, intenta la caza de aves.

Celebridades globales, también lo hacen

Pero, evidentemente, hay figuras de impacto social no españolas que también sacan el mayor entretenimiento posible a perseguir animales, con el propósito de matarlos, previo a posar orgullosamente tras semejante acto.

La actriz y cantante mexicana Lucero, usa tiempo libre junto a su esposo para aniquilar animales, tanto así que en 2014, fue el blanco de las críticas en Latinoamérica. Incluso en Twitter crearon los hashtags #LuceroAsesina y #TeMatoComoLucero.

Por su fuese poco, Lucerito quedó marginada en dicho año del Festival de Viña, ya que la alcaldesa de dicho balneario chileno declaró a varios medios locales que ella no puede darse la licencia de poner en riesgo el festival y que en su opinión, Lucerito debía tener moral y ética, y auto-descartarse para el evento musical.

Recientemente, Hristo Stoichkov volvió a hacer noticia, aunque no por su legado en el balompié. Y es que la leyenda búlgara viajó a Sudáfrica para realizar una cacería que recorrió el planeta, debido a que eligió fotografiarse al lado de sus “trofeos”: antílopes, cebras, linces, búfalos y jirafas. De hecho, para el Balón de Oro en 1994 y mítica figura del Barcelona, se trató de un viaje familiar.

abandoNOanimal famoso cazador

Siempre polémico, el antiguo atacante no se mordió la lengua ante la lluvia de críticas, en especial de medios de Europa Occidental. “No debo dar explicaciones por mi hobby”, insistió uno de los goleadores del Mundial Estados Unidos 94, al prestigioso rotativo francés Le Equipe. "A todas aquellas personas que se mostraron furiosas por el hecho de que disparara a un jabalí, les pregunto: ¿muestran la misma furia ante alguien que compra una salchicha en el camino? Esa pregunta también debe hacerse, prosiguió Stoichkov.

Lee Ermey es un popular actor de la saga estadounidense Masacre en Texas. Y bien que Ermey conoce en la vida real de victimizar especies, en este caso, animal. El actor de Hollywood fue acusado de “asesino repugnante” en su país natal, por subir fotos a su Facebook cazando leones y otros animales, y mostrándolos como recompensa.

No se sabe exactamente cuándo se tomaron las fotos; sin embargo, está claro que el actor ha participado de safari de caza en Sudáfrica y aparece como una de las personas que ha felicitado a un hombre que ofrece tours en dicho país para matar animales profesionalmente, por su trabajo.

Si no conoce a Melissa Bachman, bien puede entrar al portal www.melissabachman.com y enterarse sobre la productora y presentadora de televisión norteamericana, toda una experimentada en el retorcido arte de perseguir a un animal.

Semanas atrás, Bachman posteó una foto desde Sudáfrica, victimizando ni más ni menos que un león. “¡Un increíble día de caza en Sudáfrica, perseguí a este hermoso león por 60 yardas. Que caza!”, twitteó.

Luego de esta publicación, una horda de activistas por los derechos animales y el público en general comenzaron a acosarla. La persecución llegó a ser tan fuerte que tuvo que cerrar sus perfiles en todas las redes sociales. Además, apareció una petición en www.change.org pidiendo al gobierno del mencionado país prohibir la entrada de Bachman.

Melissa cazadora

Llamado para todos

Nadie, absolutamente nadie escapa al llamado de conciencia, para beneplácito del animal, que tanto debe darse en el mundo. Hay que seguir los buenos ejemplos de famosos, pero los malos, como en el caso de Juan Carlos, Lucero o Stoichkov, solo vale la pena condenarlos.

El animal debe ser observado como lo que es: una parte importante del planeta, igual que los humanos.