Los animales deben dejar de ser vistos como mercancía

AbandoNoanimal perros caza

Existe una convención social en la que se considera que algunos animales, concretamente los perros de determinadas razas y especialmente aquellos que son utilizados para cacería, tienen un valor monetario, idea que en nada contribuye con las causas proanimalistas.

Es frecuente ver como en las páginas de los rotativos, aparecen noticias que implican el robo o hurto de animales de caza, como ocurrió recientemente en la provincia de Toledo, donde fueron detenidos tres sujetos por el robo de perros de este tipo, para obtener posteriormente un lucro comercial.

AbandoNOanimal perros familia

Esto es solamente la punta del iceberg de un problema que trasciende los simples hechos y que pasa por la toma de consciencia por parte del colectivo de que los animales no son una mercancía, sino seres vivos que se alimentan, sufren y padecen.

Es común ver que hay personas que en lugar de adoptar a un animal sin hogar, prefieren desembolsar grandes sumas de dinero para comprarlos, una práctica que mientras continúe, seguirá estimulando la utilización de animales con fines mercantiles y además, las conductas delictivas. ¿Qué hacer al respecto? ¿Prohibirlas? Más allá de eso, se trata de un cambio en la mentalidad de las personas, de crear consciencia, de campañas en las que se explique las consecuencias que traen estas actividades.

Afortunadamente desde hace un tiempo la consciencia de la población se ha hecho cada vez más grande y en ello ha sido protagónico el rol que han ejercido asociaciones sin fines de lucro de defensa de los animales, la actuación de particulares y la influencia de las redes sociales y páginas web como la nuestra: AbandoNOanimal.

Acciones en paralelo

Es cierto que la consciencia colectiva del flagelo hacia las criaturas indefensas es la base de la solución al problema, sin embargo y mientras esta idea cala en la mayoría de las personas, es necesario tomar acciones en paralelo.

El servicio de protección a la naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, a través de su operación Asensio, ha contribuido con la acción punitiva hacia quienes inescrupulosamente actúan en contra de los animales. En el caso concreto de la región de Toledo, el saldo final del operativo policial arrojó tres personas detenidas bajo los cargos de maltrato de animales domésticos, receptación y apropiación indebida.

En la operación se han recuperado 26 perros de diferentes razas de los que 8 de ellos habían sido robados en las localidades de Rielves y Lominchar (Toledo), Talayuela (Cáceres) y Cebreros (Ávila)

Durante todo el año 2015, la Guardia Civil resolvió un total de 476 casos de infracciones penales en el territorio nacional, relacionadas con el maltrato animal o abandono de animales que motivaron la detención e imputación de 308 personas. Los animales más afectados por las conductas asociadas con el maltrato o abandono de animales han sido los perros y los de origen equino.

AbandoNoanimal Maltrato animal

Respecto a otras conductas similares que violan la normativa sobre animales de compañía, hay que destacar que durante el 2015, la Guardia Civil ha impuesto un total de 10.793 infracciones administrativas.

La Guardia Civil también ha puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Torrijos las diligencias instruidas por este operativo.

El microchip como método efectivo

Una de las características que encontraron en los animales que fueron víctimas de las acciones perpetradas por los presuntos delincuentes de Toledo, es que algunas no tenían el microchip (en España es obligatorio desde el 1 de enero de 2015) y en otros les fueron arrancados de manera violenta.

El microchip, lejos de ser un proceso traumático para las mascotas, tiene beneficios que bien valen la pena.

Este mecanismo es una forma de identificación difícil de alterar a comparación de una placa o collar que puede romperse o caerse de nuestra mascota, en caso de extravío del perro o gato este microchip podría facilitar encontrarlo. Lo mismo aplica en caso de robo.

Otro de los beneficios que aporta es que al encontrarse un animal en situación de calle que posee el microchip será más fácil ubicar a la persona que lo abandonó y de esta manera podría recibir una multa. (Este depende mucho en que tanto la información se encuentre actualizada en el sistema de datos. Si existe un cambio de teléfono, domicilio o de responsable es muy importante notificarlo ya que si no, entonces no podrá darse aviso al propietario del animal si este es perdido).

El microchip se implanta debajo de la piel del perro con una aguja hipodérmica. No es mucho más grande que la punta de un lápiz. El Médico Veterinario es el único capacitado para hacerlo. No se debe permitir que sea gente ajena a la profesión, porque un chip mal implantado puede aumentar los riesgos asociados.

El aporte de la tecnología es fundamental para prevenir delitos relacionados con los animales.

Fomentar la adopción 

Si lo que se quiere es evitar las prácticas delictivas relacionadas con los animales, una de las cuestiones que dicta el abc del sentido común es tratar en la medida de los posible de que las actividades relacionadas con los animales, dejen de tener un beneficio de índole lucrativa.

Esa lucha que comienza en el seno de cada hogar y en la mentalidad de cada uno de nosotros, pasa por dejar de comprar mascotas. De esta manera, para un delincuente será menos atractivo pensar en un animal como mera mercancía.

Por otra parte, este tipo de acciones de la ciudadanía es vital para que cada día haya menos animales en situación de abandono, pues a fin de cuentas, cuando existe un legítimo y genuino sentimiento altruista hacia aquellos que no tienen voz, lo que se desea es que cada vez haya menos seres vivos sufriendo como consecuencia de los actos de los seres humanos.

Un cambio de mentalidad y la aplicación de sanciones severas, podrían hacer que se reduzca el número de prácticas delictivas que involucran a los animales y su utilización con fines estrictamente comerciales.