Cómo lograr la amistad entre perros y gatos

AbandoNOanimal, felino, canino

Muchas personas tienen la creencia de que los perros y gatos son enemigos por naturaleza, y que resulta imposible que puedan convivir juntos. Sin embargo, de acuerdo a Zoe Sandor, entrenadora de perros, y Jackson Galaxy, experto en gatos, la convivencia de estas dos especies bajo el mismo techo sí es posible.

Estos expertos ofrecen buenos consejos y recomendaciones para comprender cómo funciona cada especie, y también para lograr la convivencia. 

AbandoNOanimal, perros, gatos

Consejos para que perros y gatos convivan juntos

1. Planear el primer acercamiento cuidadosamente: el mejor momento para que tengan el primer encuentro es mientras se alimentan. Ambos estarán separados por una puerta cerrada para evitar el contacto visual. No obstante, podrán olfatearse mientras comen. Galaxy explica que comenzarán a asociar el olor de ambos con comida, y eso es bueno. La idea es repetir este proceso por algunas semanas antes de propiciar el contacto visual.

2. El olfato mutuo: el experto en felinos señala que es una buena idea permitir que el can y el gato olfateen los juguetes y la zona de la cama de su compañero antes de presentarlos cara a cara. De esta forma pueden satisfacer su curiosidad y prevenir probables batallas territoriales.

3. Concederle al gato su propio territorio: Galaxy asegura que los felinos necesitan un espacio o un refugio seguro que esté fuera del alcance del perro. De esta manera, el gato puede circular tranquilo y confiado por la casa, ya que tendrá un territorio que lo mantendrá a salvo cuando lo necesite. El experto recomienda que sea un lugar alto que pueda escalar, y así tener una visión de su compañero desde la cima.

AbandoNOanimal, convivencia perro y gato

4. Libera la energía del perro: Sandor explica que muchas veces los propietarios no sacan a pasear lo suficiente a su amigo peludo, y es muy importante que el animal pueda liberar toda su energía a diario. De esta forma el perro podrá permanecer más tranquilo dentro de la casa y también controlarse cuando se encuentre cerca del gato.

5. Entrenar al perro: Sandor advierte que si tienes un perro muy nervioso, es importante que le enseñes a controlar sus impulsos cada vez que el gato se encuentre cerca. Puedes exponerlo al gato cara a cara hasta que aprenda a mantenerse tranquilo y así entender que el felino no representa ningún peligro.

Cómo lograr la amistad entre perros y gatos
Ayídanos a difundir