La valentía de los perros policía

perro policía

Nos cuesta imaginar un mundo sin perros. Sin ese mejor amigo que nos reciba con un amor incomprensible cuando llegamos del trabajo. Para quienes amamos a las mascotas –y en este caso a los canes domésticos- los perros no son un plus; ellos forman parte de nuestra vida y sin su compañía nada sería igual.

Los perros nos hacen mejor persona, sacan lo más puro del ser humano. Alguna vez alguien dijo que el hombre no aprende a amar realmente hasta que no tiene una mascota. Apoyamos ese pensamiento, definitivamente.

Sin embargo, cuando debemos defender a capa y espada el derecho que tienen los perros a un trato digno ante aquellos sin sensibilidad hacia los animales, debemos apelar a argumentos más objetivos. Y en ese terreno también tenemos mucho para decir.

Un planeta sin perros seguiría girando alrededor del sol. Los mares y la tierra no cambiarían de ubicación y la raza humana continuaría adelante. Pero eso no significa que los perros no jueguen un papel de suprema importancia en la sociedad.

Perros al servicios de la sociedad

Los perros de servicio. Uno de los tantos argumentos que tenemos para destacar la relevancia de los canes en el diario vivir del ser humano. Por ejemplo, los perros que trabajan con cuerpos policiales o grupos de rescate han salvado cualquier cantidad de vidas a lo largo del tiempo.

En los recientes ataques terroristas ocurridos en Paris, un valiente pastor belga se ganó la admiración del mundo. Se llamaba Diesel y tenía 7 años. Falleció durante las operaciones que realizó la policía francesa en el barrio Saint Denis, al norte de París, al encontrarse en la primera línea de batalla mientras las autoridades combatían a los antisociales.

“Los perros de asalto y búsqueda de explosivos: indispensables en las misiones de los agentes del RAID (fuerzas especiales)”, de esta manera la policía parisina homenajeó a Diesel a través de una cuenta oficial en Twitter. Decenas de personas han expresado su admiración hacia este corajudo pastor belga por medio de las redes sociales, creando etiquetas tales como #JeSuisChien (“Soy un perro”) o #Diesel.

El honor es para Diesel y todos los perros de servicio que día a día arriesgan sus vidas por el bienestar de las personas. Irónicamente, muchas de esas personas no se preocupan en lo más mínimo por las alarmantes cifras de abandono y maltrato animal que se registran en el mundo. Pero estos nobles canes no saben de resentimientos ni venganza.

Por cierto que fue un lindo gesto por parte del gobierno de Rusia al enviarle a Francia un cachorro de pastor alemán (llamado Dobrynya), para ocupar el puesto de Diesel. “Es un perro que es la personificación de la fuerza, la bondad, el coraje y la ayuda desinteresada”, comentan desde Rusia. Se trata sobre todo de un acto simbólico, ya que en Francia existen suficientes perros entrenados, pero confirma que la ternura de los perros despierta sentimientos únicos en el ser humano.

Nuevamente salta a la palestra la polémica sobre si los perros deberían ser usados para servicios de este tipo o no. Muchos opinan que no es justo someter a estos animales a una vida de estrés y obligaciones, y otros defienden la tesis de que los perros siempre deben estar al servicio del ser humano y cumplen una excelente labor en la policía, bomberos o cuerpos de rescate.

Más allá de las consideraciones personales, queda claro que los perros son parte fundamental de la sociedad y mejoran nuestra calidad de vida. Los canes como Diesel pueden llegar a sitios imposibles para una persona, como acceder a un edificio en llamas por medio de un pequeño resquicio, o entrar en los angostos sistemas de cañerías, donde personas se han visto atrapadas en varias ocasiones. Los perros también han salvado vidas en las inundaciones, trasladando alimentos y artefactos de supervivencia.

Mayor seguridad

Sin embargo, creemos que los perros necesitan estar más protegidos. La vida de los animales también vale y no podemos ser indiferentes cuando un perro fallece mientras ofrece un servicio en beneficio del hombre.

Por eso aplaudimos la iniciativa de una empresa rusa al querer fabricar chalecos antibalas para perros policías. Desean crear una protección que resista disparos de pistolas, metralla de granadas y heridas de arma blanca. “Los chalecos Nord, que constan de secciones cervicales y torácicas, se complementan con un equipo especial para proteger las patas, el torso y la cabeza de un perro”, indicó la compañía llamada Xinhua.

El chaleco no restringirá la libertad de movimiento del perro, algo tan imprescindible para la labor que desempeñan en el cuerpo policial.

Habilidades sorprendentes

Los perros que trabajan con la policía tienen cualidades impresionantes. El olfato de estos canes es sorprendente. Tienen la capacidad de detectar la presencia de drogas y explosivos con mucha facilidad, en un rango de distancia muy amplio. Hace poco en España se realizó un evento en el Termet, donde 15 unidades caninas provenientes de Cataluña, Madrid y municipios valencianos demostraron sus increíbles aptitudes para detectar distintas drogas.

Juan Mundó fue el responsable de este evento y destacó que la gran diferencia con demostraciones similares es que en esta ocasión fue abierto 100% al público. Una primera prueba se llevó a cabo en una zona de aparcamiento, con los canes en la búsqueda de sustancias ilegales halladas dentro de varios vehículos.

Una segunda prueba tuvo lugar en varios espacios de la piscina municipal del Termet y allí los perros demostraron sus habilidades en espacios interiores y exteriores.

Generalmente los perros que trabajan con la policía suelen ser de raza pastor alemán o belga. Sin embargo, hace poco la policía de Nueva York enroló a un pitbull, algo poco común para este tipo de actividades. Sin embargo, ninguna raza es excluyente para que un perro pueda o no servir a la sociedad desde el cuartel. “La raza no es importante«, comentó Brad Croft, que entrena perros para las fuerzas de seguridad y el ejército y encontró a Kiah en un refugio de Texas después de que su dueño anterior fuera detenido por crueldad contra los animales. “Lo importante es lo que hay en el interior del perro”.