La Galgoterapia sigue dando éxitos en el tratamiento de problemas mentales

galgoterapia

Camarón, Cris, Bigota, Peregrina y Coja, son los cinco galgos españoles, donados en su momento por el Club del Galgo Español, que se han convertido en “terapeutas caninos”.

El proyecto, según reseñan La Razón y otros diarios, comenzó hace cuatro años en el Centro Sociosanitario Hermanas Hospitalarias de Palencia. Los resultados han sido excelentes. La galgoterapia, así bautizada por Emilio Negro y Salvador Tocino, impulsores de esta iniciativa, mejora la autoestima, la confianza, la autonomía y la calidad de vida de los pacientes con enfermedad mental. Además, aportan innumerables beneficios a personas con discapacidad intelectual y niños con autismo.

El proyecto inició a finales de 2011 con la principal finalidad de integrar, desarrollar habilidades, elevar la autoestima, facilitar la afectividad, investigar nuevas terapias y expresar emociones. Han pasado cuatro años y los responsables del plan aseguran que esta terapia ha servido para  medir, usando escalas objetivas, parámetros como la ansiedad, la autoestima, las relaciones sociales o el auto cuidado. Asimismo, las personas tratadas con los galgos han presentado mejoría en sus condiciones físicas y de salud.

La rutina

En el hospital de Palencia quince pacientes han incluido en su rutina diaria el cuidado de los galgos. Les dan de comer, los cepillan, limpian su cubil, los pasean, juegan con ellos, y sobre todo los miman y acarician para contagiarse de todas las sensaciones, en especial de la tranquilidad, que trasmite este animal, de su respiración pausada y del latido rítmico de su corazón. Se trata de un perro tranquilo que no ladra ni alborota su entorno. Esto permite que el contacto con las personas sea de mucho beneficio para ellas. Las caracterísiticas físicas del can (delgado y esbelto) ayudan a colaborar en las terapias de disfuncionalidad física.

El Centro Sociosanitario Hermanas Hospitalarias no sólo realiza este programa con los perros. También, este grupo de galgos realiza actividades individualizadas con pacientes que sufren trastornos de autismo.

Premio

Las Hermanas Hospitalarias de Palencia recibieron el premio Enfermería en Desarrollo 2015 por su proyecto denominado “Intervención asistida con animales desde la perspectiva del autocuidado”, también conocido como “galgoterapia”. La entrega del reconocimiento tuvo lugar en el transcurso de una gala celebrada en el Círculo de Bellas Artes de la capital de España.

Beneficios de la terapia asistida con perros

La página adiestradorcanino nos explica que la terapia asistida con perros se ha orientado a personas que padecen problemas médicos (físicos o mentales), que pueden beneficiarse de la compañía de un perro, mejorando su calidad de vida.

Detallan que los perros terapeutas, han logrado grandes éxitos en el tratamiento con personas discapacitadas, despiertan reflejos, ayudan a superar fobias, depresiones y enfermedades de origen nervioso. Aseguran que producen un efecto sedante o relajante en pacientes con demencia, disminuyen los niveles de violencia y aislamiento en los centros penitenciarios. Mejora los rendimientos laborales de aquellos empleados que acuden a su puesto de trabajo con su mascota. Ayudan en la detección de tumores, etc.

Ellos enumeran los siguientes beneficios:

Ámbito físico y psicomotor:

  • Aumento de la movilidad de los miembros superiores y de la destreza manipulativa así como de la coordinación entre el ojo y la mano.
  • Disminución del estrés y la tensión arterial.

Ámbito neurocognitivo:

  • Mejora en la articulación de las palabras (disartria), y aumento de la concentración, atención, percepción y memoria.

Ámbito psicosocial y emocional:

  • Aumento del sentido de “pertenencia al grupo”, aumento de la autoestima, disminución del aislamiento, de las manifestaciones psiquiátricas, evolución positiva en casos de depresión, etc.
  • Mejora la comunicación entre terapeuta y paciente.
  • Mejora de la relación con el entorno.
  • Reduce la resistencia a los tratamientos.
  • Desinhibe al paciente.
  • Rompe la rutina.
  • Mejora la socialización.
  • Interés por el contacto físico.
  • Reduce la presión arterial y el estrés.
  • Ofrece motivación.
  • Potencia sentimientos de empatía.
  • Muchas personas enfermas o que están atravesando una situación difícil, sólo piensan en sus problemas, sin embargo al estar en contacto con el perro, pueden cambiar su enfoque mejorando su autoestima.

Antecedentes

La misma página página adiestradorcanino resume los antecedentes de la terapia asistida con perros. Los divide en varias fases:

  • En 1669, Jonh Locke defendía que la relación con animales, tenía una función sociabilizadora. Empezaron a promulgarse las primeras teorías sobre la influencia de los animales de compañía y su uso con enfermos mentales. Notaron que el comportamiento social de estas personas mejoraba. Les ayudaba a estar más relajadas y tranquilas.
  • El primer uso de animales de compañía como terapeutas, se registró en Inglaterra 1972, el psiquiatra William Tuke, pionero en aplicar la terapia asistida con animales en un centro psiquiátrico, propiciando valores humanos y autocontrol en los enfermos, con la implantación del refuerzo positivo.
  • En 1867, en Alemania, se utilizaron con enfermos epilépticos.
  • En el siglo XX, se utilizaron como refuerzo en la rehabilitación de veteranos de guerra en EEUU: la Cruz Roja Americana organizó en el Centro para Convalecientes del Ejército del Aire (Army Air Force Convalescent Center), el primer programa terapéutico de rehabilitación de los aviadores.
  • El psiquiatra Boris M. Levinson en 1953 y su perro Jingles, aplicaron tratamientos de manera inesperada. El médico recibió en su consulta a un niño con graves problemas de retraimiento. Su perro estaba presente por casualidad en el espacio de tratamiento. El doctor pudo comprobar cómo el niño reaccionó positivamente ante la presencia del perro. Decidió entonces incorporar a las sesiones esta interacción entre el perro y el paciente, comprobando gran mejoría en el estado mental del niño, pues le ayudaba a tranquilizarse, comunicarse y expresar sus emociones. Esto le impulsa a llevar a cabo una amplia investigación que le lleva a sentar las primeras bases de lo que hoy conocemos como la terapia asistida de perros.

Algunas experiencias en España

En la página de la Federación Castellano Leonesa de Galgos hemos leído sobre la feria de cuidados que se realizó ya hace año y medio, que se desarrolló en la Plaza de la Inmaculada de la ciudad de Palencia, en la que se reivindicó el papel fundamental de  la profesión de Enfermería en la promoción de la salud, para ello se realizaron diversos talleres, uno de los cuales trató sobre Terapia Asistida con Perros, concretamente con Galgos Españoles y Terapia Asistida con Caballos.

El taller de Terapia Asistida con Galgos recibió numerosas visitas. Las personas pudieron  comprobar cómo el Galgo puede contribuir al cuidado y promoción de la salud. Y  como estas terapias no farmacológicas pueden constituir una solución a los  ejemplares que han finalizado su vida deportiva.

El taller se llevó a cabo con tres galgos: Campanera (9 años), Sevillana (6  años) y Peregrina (8 años), que demostraron la extraordinaria capacidad de esta raza canina para poder llevar a cabo este tipo de intervenciones, estuvieron tranquilas y colaboradoras en todo momento, permitiendo el  desarrollo de las actividades, dejándose cepillar, poner y quitar tanto la correa  como los petos identificativos de terapia.

Otra experiencia la hemos hallado en la página de SOS Galgos, Asociación dedicada al rescate y defensa del galgo. Allí hemos encontrado la información que ya en 2013 estaba activo el “Programa Piloto De Terapia Asistida Con Perros Para Personas Con Demencia y Deterioro Cognitivo” desarrollado en el Centro de Día de Cruz Roja Española (A Coruña). El plan se diseñó para promover mejorías en el funcionamiento físico, social, emocional y cognitivo de las personas receptoras de la terapia: aumento de la autoestima, disminución de la apatía y ansiedad, mejora de la atención, fomento de la afectividad, mejora de las habilidades sociales y de comunicación, etc…

Esperamos que iniciativas como estas sigan replicándose en España, Europa y ¿por qué no? en el mundo entero. Los animales son grandes aliados en la preservación de nuestra salud y del planeta. Este ha sido sólo un pequeño ejemplo.