Tu gato en invierno soportará muy bien el frío con estos consejos

AbandoNoAnimal, gato en invierno

Durante el invierno, las bajas temperaturas pueden afectar la comodidad de nuestros felinos. Por lo que es importante proporcionarle a tu gato en invierno, el ambiente adecuado, además de facilitarle todo lo necesario para que lo ayude a mantenerse calientito.

Nuestros felinos son expertos en encontrar los mejores lugares de la casa para no pasar frío en estos meses de invierno, y a pesar de que su pelaje naturalmente tiene un mecanismo de defensa contra el frío, esto no es del todo suficiente.

No obstante, nuestro gato requiere de protección adicional frente a las bajas temperaturas y nosotros como sus dueños somos responsables de su bienestar.

La prevención es lo primero, por lo que es importante que tu gato tenga su control veterinario al día, así como sus vacunas y una buena alimentación. De esta manera, tendrá más oportunidades de sobre llevar esta época del calendario sin preocupaciones.

Es por ello, que te daremos algunos consejos, para que cuides a tu gato en invierno y así lo pueda soportar de la mejor manera posible.

AbandoNoAnimal,  consejos cuidados gato

Tips para mantener a tu gato en invierno cómodo


Proporciónale un lugar caliente para dormir

Puedes sustituir su cama habitual por una de una tela más caliente junto con mantas, o bien por una cama térmica. Las camas térmicas irradian calor y sobre todo son perfectas para gatos mayores que sufren de artritis.

No obstante, debes tener muchísimo cuidado y regular bien la temperatura de la camita, para que no tenga exceso de calor y pueda hacer daño a nuestro minino.

Deja que les de sol

Si observas que hay sol afuera, abre las ventanas para que los rayos se filtren dentro de la casa. A tu gato le encantará tumbarse boca arriba para recibir el calor de afuera.

Coloca cerca del radiador una manta para que se acueste

Los gatos que más sufren el invierno son los cachorros, los mayores de 7 años y aquellos que no tienen un pelaje denso. Puedes ayudar a tu gato en invierno, colocando cerca del radiador una manta, para que se tumbe sobre ella y sienta el calor que emana la calefacción.

Vigila su alimentación y su peso

Proporcionarle una buena alimentación a tu gato en invierno es vital para que le ayude a mantener la energía. Una dieta equilibrada los mantiene sanos, aunque se puede aumentar las porciones para potenciar el aporte calórico.

Sin embargo, estas medidas en cuanto a la alimentación del gato deben ser estrictamente recomendadas por el veterinario, ya que podría llevarle al sobrepeso.

El peso ideal varía según la raza, pero la más común en España, el gato europeo, debe estar entre los 3,5 y los 4,5 kilos. También, es importante que tenga agua fresca y se mantenga hidratado.

Evita vestirlo

Probablemente te parecerá buena idea colocarle una camisa o suéter como sucede con los perros. Pero los gatos tienen un abrigo natural y, a excepción del sphynx, el gato sin pelo, no necesitan en que les coloquen prendas encima, que, además, las suelen tolerar mal.

AbandoNoAnimal, gato

Vacunas al día y desparasitación

La cantidad de vacunas anuales que debes colocarle a tu felino dependerá de la comunidad autónoma en la que te encuentres.

En los gatos jóvenes, es vital que las vacunas se apliquen antes de la llegada del invierno, ya que el frío contribuye a que se le bajen las defensas y sean más propensos a sufrir de enfermedades respiratorias.

Aunque en la época de primavera suelen haber más contagios, no hay que descuidar o descartar la desparasitación de tu gato en invierno.

Chequeo veterinario

Si los gatos son mayores de 9 años, es importante hacerle un chequeo general que compruebe su estado de salud.

De esta manera, pordras descartar enfermedades que son frecuentes a esa edad, como la artrosis. Si un gato padece de artrosis, el frío y la humedad son perjudiciales para su calidad de vida.

Anímalo a que juegue y haga ejercicio

Además de afianzar sus lazos contigo, el mantenerlo en actividad frecuente ayudará a que no pase tanto frío.

El gato es un animal cazador nato, sin embargo, el humano a menguado este instinto cazador al darle la comida, por lo que su actividad física está disminuida.

Puedes incentivarlo a que se mueva más jugando con las cañas de juguete. También, hay productos como una esfera que le da una bola de pienso cuando el animal la hace rodar. En su psique, la habrá cazado.

¿Cuál otro consejo recomendarías para que tu gato en invierno no pase frío?