España sigue siendo el país de la Unión Europea con más casos de abandono animal

AbandoNoAnimal abandonos

La Fundación Affinity ha publicado su nuevo estudio de Abandono y Adopción, que confirma a España como el país con más casos de abandono animal de la Unión Europea. En el 2016, en nuestro país más de 137.000 perros y gatos fueron rescatados, aunque el 16% fue por razones de extravío y no por abandono de sus dueños.

Entre los animales abandonados en España en 2016, 85% eran perros y 34% gatos. Es importante destacar que los animales de compañía que fueron localizados posteriormente por sus dueños, fue gracias al microchip que tenían estos animales. Es evidente la importancia de identificar a nuestro amiguito con un chip que nos permita hallarlos en caso de extraviarse.

AbandoNoAnimal abandonos

Animales de compañía recuperados

La cantidad de perros que han sido devueltos a sus amos después de haber llegado a los refugios es mucho menor a la cuota de gatos. Eso se debe a que hay más perros que gatos como animales de compañía, y a que muchos más gatos nacen en la calle. Uno de los datos más preocupantes es el hecho de que el 89% de los animales abandonados fueron dejados en la calle y apenas el 11% habían sido dejados en los refugios.

El estudio acota que ahora los abandonos de animales en España ocurren de forma equilibrada durante todo el año, sin una inclinación en la época vacacional, como ocurría antes. Los perros más rechazados por sus dueños son los mestizos, tomando en cuenta que solo el 18.8% de los canes abandonados eran de raza.

AbandoNoAnimal abandonos

Lamentablemente, las cifras de adopción siguen siendo muy bajas, y muchos de los perros de nuestros refugios son acogidos por familias de otros países, como Suecia, Alemania y Francia. El 2% de los perros y 23% de los gatos son adoptados por otros países.

Entre los factores más importantes que impiden el abandono de animales de compañía tenemos a la esterilización y la identificación. Al fomentar la esterilización se previene la reproducción descontrolada de los animales, que después no encontrarán suficientes familias que los quieran recibir. Mientras que la identificación evita que los dueños abandonen a los animales sin medir las consecuencias.