España abandona miles de animales de compañía cada año

abandoNOanimal animal protegido

Es cierto que España es una de las naciones que convive con la mayor cantidad de mascotas en el continente, pero también lo es el hecho de que alrededor de 137.000 son abandonadas cada año. Un dato escalofriante y que nos condena como sociedad, y que debe llamar a la reflexión a lo largo y ancho del país.

De hecho, en 2015 y por primera vez, el comportamiento y las camadas indeseadas sustituyen al factor económico, según el estudio sobre el abandono y la adopción 2016 de la Fundación Affinity, difundido por la agencia noticiosa EFE.

Hay que acotar que las sociedades protectoras en España atendieron el año pasado un total de 104.501 perros y 33.330 gatos, "un problema estructural que demanda una mayor intervención y cooperación de todos los agentes implicados en prevención", apuntó a EFE la directora de la entidad, Isabel Buil.

abandoNOanimal mascota desprotegida

Evidentemente, estas cifras causan preocupación en Buil y cualquier persona consciente, por lo que la mandamás de Fundación Affinity insta a fomentar la adopción responsable así como una "reflexión previa a la acogida de un animal en los hogares" para establecer un compromiso a largo plazo contribuyendo a la reducción de los casos de abandono.

El informe indica que el 44% de los animales de compañía recogidos por las protectoras fueron adoptados, un 19% se devolvieron a su propietario mediante la identificación del microchip, un 14% continúa en la protectora y que el 10% de estos animales fueron sacrificados.

Varios motivos para dejar al animal

Como todo en la vida, existen varios motivos que desencadenan en abandonar a un animal, algo que desde acá, de una vez confirmamos que no justificamos ni entendemos. Al contrario, lo condenamos.

Pues según EFE, una causa es el comportamiento animal (15%), seguido de las camadas no deseadas (14%), los factores económicos (12 %), el fin de la temporada de caza (10 %) y el cambio de domicilio (9 %).

A pesar de la creencia del aumento en verano del abandono de perros, el estudio revela que su recogida se mantiene estable a lo largo del año mientras que en el caso de los gatos "existe un pico de recogidas especialmente en el segundo trimestre" al coincidir con el ciclo natural de reproducción.

abandoNOanimal felino abandonado

Otro factor diferenciador respecto al abandono es la raza y la edad de los animales: el 80 % de los perros y el 89 % de los gatos son mestizos, y la mayoría de los perros llegan al refugio con edad adulta mientras que como consecuencia de las camadas no deseadas, llegan cachorros a las protectoras.

Las más viejas tienen problemas para encontrar familia

Aunque el tiempo estimado de permanencia de los cachorros es de tres meses, los animales con más edad pueden pasar de media una estancia de hasta siete meses debido al "atractivo que posee un animal joven para muchos futuros propietarios".

De los animales que ingresan en un centro de recogida, más del 66% son encontrados en la calle, mientras que el 34 % restante son llevados directamente a las entidades de recogida y de estos, solo el 30 % son entregados por su dueño.

Los datos de 2015 revelan además que el 31 % de los perros recogidos estaban "correctamente identificados" portando un microchip frente al 3 % de los gatos, diferencia que refleja la menor proporción de gatos identificados por sus propietarios así como la llegada a los refugios de gatos nacidos y criados en la calle.

Madrid lidera la fatídica lista

Dentro de las grandes comunidades autónomas de la nación ibérica, la madrileña, con un porcentaje fatídicamente alto comanda la lista de abandono animal.

Efectivamente, casi el 45% de las mascotas dejadas en tierra de nadie, se dieron alrededor de la capital española en 2015, lo que debe ser un llamado de conciencia para aquellos que ahí habitan. En referencia a las personas, claro está.

abandoNOanimal perros abandonados

En Cataluña, la cosa tampoco da para lanzar cohetes, ya que sus habitantes dejan en terreno ajeno a la cría en casi 20%, una paradoja que contradice la idea de construir perreras municipales en esa población.

El restante 35% de descuido animal en España se reparten en el resto de las comunidades autónomas, pero lo grava acá es que no hayan indicios de disminuir esas 137.000 almas dejadas a la deriva de 2015.