El centro de derecho animal nació en Barcelona

abandoNOanimal rescate animal

Las universidades en España han empezado a estudiar temas vinculados al abandono y maltrato animal, igual que al abuso de crías en las granjas; por ende, la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) abrió un centro en pro del derecho animal, de la mano de una base científica importante.

Efectivamente, apoyado por catorce instituciones internacionales e integrado por una docena de investigadores de la UAB, este nuevo centro dedicado a la protección de la citada especie es fruto del grupo de investigación animales, derecho y sociedad, que coordina desde 2007 la catedrática Teresa Giménez Candela, directora de este centro internacional y del único máster impartido en España sobre derecho animal, que acaba de ser galardonado con el galardón Respeto a los Animales de la Fundación CyO, otorgado también al colectivo Personas por el trato Ético a este importante y maravilloso ser.

“Durante años la sensibilización ha estado reservada a los activistas. La profesión jurídica y otros ámbitos relacionados con animales se dan cuenta de que hay que actuar como profesionales sin necesidad de declararse activista. El premio a las dos iniciativas reconoce tanto el estudio y la promoción del pensamiento como el activismo”, explica Giménez Candela al diario El País. "La sociedad necesita anclajes para razonar el decir no a prácticas que hieren la sensibilidad y producen rechazo. El cambio necesita tiempo, esfuerzo y la cooperación de muchos. Nos parece muy bien que aparezcan nombres como Jane Goodall en la defensa de los primates, pero el colectivo es mucho más amplio para concienciar sobre su sufrimiento", añade.

Con la pretensión de reunir documentación y argumentación fundamentada, el centro da la voz a los expertos a través de publicaciones y peticiones públicas sobre situaciones “que deberían evitarse o legalizarse, como los circos con animales, los espectáculos con cetáceos en parques temáticos o formas de turismo como pasear en elefante o visitar reservas artificiales donde los animales representan un papel”, según detalla la directora del ICALP: “Al añadir las políticas públicas, se incide más allá de la teoría.

abandoNOanimal defensa animal

Los animales tienen unos intereses prioritarios establecidos por el mundo científico para tener una vida digna de ser vivida. A pesar de su apariencia teórica, ya se han plasmado algunas iniciativas como la legislación en el transporte, para que los animales no vayan hacinados y que tengan espacio, agua, alimento y paradas para el descanso en trayectos de más de ocho horas”.

Así como la Universidad Autónoma de Barcelona, es necesario que otros entes educativos generen recintos en vías de proteger al animal, o al menos educar a la gente para que proteja a seres que, en buena medida, protegen a los humanos.