Desparasitar a tu perro es esencial para protegerlo de enfermedades

AbandoNoAnimal, desparasitar a tu perro

Muchos son los parásitos que se encuentran en el ambiente y que nuestro perro puede fácilmente ser un huésped para que vivan y se reproduzcan. Generalmente, estos parásitos afectan el bienestar del animal. Por lo que es importante desparasitar a tu perro, para prevenir enfermedades que puedan comprometer su salud.

Así que si deseas tener un perro sano y libre de parásitos, es importante que recurras al veterinario, para que te oriente acerca de los diferentes tratamientos de desparasitación, que pueden ayudar a tu perro a mantener a raya estos terribles comensales.


Por qué es importante desparasitar a tu perro


La lista de parásitos es muy amplia, existen parásitos externos como: garrapatas, pulgas o mosquitos, que a través de sus picaduras, pueden inocular parásitos internos (comúnmente llamados gusanos) como: vermes redondos o planos, protozoarios, áscaris, entre otros.

La presencia de algunos de estos parásitos puede desencadenar diversas afecciones y enfermedades en los animales.

La mayoría de los parásitos internos influyen sobre el aparato digestivo. Sin embargo, hay otros que afectan el corazón, el sistema inmunitario o a las células sanguíneas, trayendo serias consecuencias en su salud.

AbandoNoAnimal, consejos perros

Tips para desparasitar a tu perro


Es importante que siempre que vayas a aplicar algún producto o medicina a tu perro, sea bajo la supervisión del veterinario y nunca medicarlo por tu cuenta, ya que esto repercutirá en la salud de tu peludo.

1. Desparasitar a un cachorro

Para los que desconocen del tema, la primera vez que debes desparasitar o vacunar a tu perro, es a las 6 semanas de haber nacido, ya que termina la inmunidad materna adquirida por el periodo de lactancia.

Es vital desparasitar a tu perro en este período ya que generalmente tienen lombrices. De esta manera prevenimos la parvovirosis, una de las afecciones más complicadas que perjudican la salud del perro.

Siempre debes tratar a tu cachorro bajo las recomendaciones del veterinario, porque existen productos que pueden ser tóxicos o muy fuertes para los cachorros, debido a su corta edad.

2. Control mensual

Como propietario responsable de un animal de compañía, es necesario tener conocimiento y un control de todo lo relacionado con el perro a lo largo del tiempo.

Al momento de desparasitar a tu perro, debes anotar la fecha de inicio y la fecha en que termina la eficacia del producto. Por ejemplo, con las pipetas y collares antipulgas. Así podrás estar prevenido de cuando debes reforzar el tratamiento.

3. Pipetas o collares

Ambas opciones son muy efectivas para prevenir las picaduras de parásitos externos como las garrapatas, mosquitos o pulgas. La diferencia radica en el tiempo de duración del producto.

La pipeta es un aceite que se aplica en la piel del animal, a nivel del cuello para que no se lama el veneno. El producto demora unas horas para que la piel lo absorba y tiene una duración de un mes.

Mientras que el collar tiene un efecto de liberación prolongado. Las sustancias químicas se liberan poco a poco durante un tiempo y su duración puede ir desde varios meses hasta casi un año.

4. Desparasitación interna

Este tipo de desparasitación actúa diferente que los productos usados en la desparasitación externa. Su efecto no suele ser prolongado, sino que actúa una vez suministrado el medicamento, para eliminarlo del cuerpo del animal.

Existen parásitos como lombrices o protozoarios que pueden encontrarse en algunos órganos del cuerpo del perro y que pueden enfermarlo.

Por lo que desparasitar a tu perro internamente nos asegura que esté libre de estos molestos comensales.

AbandoNoAnimal, cuidados

5. Vacunas

A parte de todos los productos para desparasitar a tu perro, también es conveniente vacunarlo.

Las vacunas inmunizan el sistema de defensa del animal y lo ayuda a prevenir enfermedades. Se aplican anualmente y previenen el desarrollo de la enfermedad  durante un año.

Las vacunas previenen enfermedades como la leishmaniasis y la tos canina, que es como una gripe. La vacuna de la tos se recomienda aplicarla en el periodo de invierno o cuando el perro debe pasar tiempo en las residencias caninas.

Lo primordial de estos consejos es que se tenga un calendario en el que se registre todo lo que nuestro perro ha necesitado para el control de parásitos o enfermedades.

Tal cual como las historias clínicas que tienen los veterinarios con fechas y anotaciones claves.

Además, tener una rutina desparasitante junto con las visitas al veterinario, ayudan a mantener a nuestro animal de compañía libre de cualquier malestar o enfermedad que pueda ocasionar una infestación de parásitos.