Denuncian a un vecino de Aldán por abandonar a su perro herido desnutrido y deshidratado

AbandoNoAnimal, denuncias por maltrato

El abandono y maltrato de animales de compañía en nuestro país continúa siendo un problema crítico. Esta situación afecta a seres indefensos que dependen del cuidado de su amo y cuando el propietario de un perro o gato es el responsable de este mal, es evidente que necesitamos promover con más énfasis que las penas por maltrato deben ser endurecidas con urgencia. De esta manera se puede empezar a controlar este tipo de lamentables de situaciones.

Tal es el caso de un perro que fue hallado por un agente del Seprona de la Guardia Civil de Cangas, en la localidad pontevedresa. Aparentemente, abandonado por su propietario, el can deambulaba por las calles evidenciando condiciones de salud críticas y graves heridas en todo el cuerpo.

AbandoNoAnimal, maltrato animal

Abandonó a su perro en graves condiciones

Un agente de la Guardia Civil del municipio pontevedrés de Cangas, que circulaba con su coche particular, se percató de que el mencionado perro había sido auxiliado por otra conductora que pasaba por la zona. El oficial observó que el can caminaba con dificultad por la calle y entre los dos pudieron comprobar que el animal, una perrita de avanzada edad, además de presentar condiciones higiénico sanitarias críticas, tenía lesiones por todo el cuerpo y una grave herida en el hocico.

Afortunadamente, el agente y la mujer que se detuvieron a ayudar a la perra contaron con la colaboración de la Asociación Protectora de Animais do Morrazo, quienes le prestaron los primeros auxilios al animal y lo rescataron. Por otra parte, otro punto a favor para averiguar qué había sucedido con la perra fue, que el animal portaba el microchip de identificación y así pudieron dar con el paradero del propietario.

El propietario resultó ser un vecino de la misma parroquia de Aldán y aparentemente sabía que su animal de compañía estaba herido, presentaba condiciones de deshidratación y desnutrición, y sin embargo lo abandonó a su suerte. Debido al lamentable estado en el que estaba el can,  voluntarios de la asociación protectora de animales lo trasladaron a una clínica veterinaria.

AbandoNoAnimal, perro

La desamparada perra fue ingresada para que recibiera el tratamiento necesario y se pudiera rehabilitar. Bajo el nombre de Kily, la perra de 13 años de edad fue diagnosticada con fallo renal, carece de apetito y prácticamente no tiene fuerzas. Asimismo, la prueba de biopsia determinará, en el caso de que puedan estabilizarla, si la causa de su infección es tumoral o no.

El dueño del animal fue denunciado ante la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia, como supuesto culpable de un delito grave tipificado en la Ley de Bienestar Animal de Galicia. El amo de Kily es una persona de edad avanzada que también pasa por una enfermedad, no obstante para la Protectora no es justificación para tener a un animal en estas condiciones.

Desde la Protectora de Animais do Morrazo iban a hacer todo lo posible para que Kily no fuera devuelta a su dueño, como era la intención del Seprona. Afortunadamente el propietario cedió a firmar la cesión voluntaria del animal asumiendo los gastos de la clínica veterinaria. En el caso de que logren salvarle la vida, van a buscarle una casa de acogida, como suelen hacer con animales enfermos, "con todos los cuidados que merece".