Un gatito fue cruelmente asesinado en Madrid

AbandoNoAnimal, maltrato gato

Hace pocos días el Partido Animalista contra el Maltrato Animal (Pacma) y la asociación de colaboración ciudadana de investigaciones (Idima) denunciaron un siniestro caso de maltrato animal. El pasado 21 de octubre apareció la cría de un gato apaleado y ahorcado en el barrio Villa de Vallecas, en Madrid. Aparentemente los autores del macabro y cruel hecho habrían sido un grupo de adolescentes.

Los colectivos ecologistas Pacma e Idima han manifestado a través de un comunicado que hasta la fecha han aparecido ocho gatos muertos en el lugar. Asimismo, han difundido la dura imagen de la cría de gato colgado de una cuerda en señal de protesta ante este hecho.

El sufrimiento del pequeño gato

De acuerdo al relato proporcionado por Pacma, un joven de 13 años fue el que dio aviso del acontecimiento. El chico pudo observar como un grupo de adolescentes apaleaba y lanzaba al aire al indefenso minino. Cuando los activistas de Pacma y los representantes de Idima se apersonaron en el lugar de los hechos, encontraron el cuerpo del gato colgado de una cuerda.

AbandoNoAnimal, maltrato animal

Se requirió la intervención de la Policía Municipal y de los bomberos para retirar el cadáver del animal. El servicio municipal de recogida de restos de animales se encargará de realizar la respectiva necropsia al cuerpo del gatito. 

Pacma, tras ver a los bomberos y la Policía Local descolgar el cadáver del gato, indicaron que "parecía gelatina, tenía los huesos machacados, una herida abierta y profunda, seguramente producida por la cuerda". También afirmaron que la tortura del felino pudo haber durado dos horas, aproximadamente.

AbandoNoAnimal, gato

Fuentes de la Policía Municipal indicaron que un testigo del Idima dijo que los responsables del maltrato habían sido tres jóvenes de unos 13 años que rondan la zona con frecuencia. De acuerdo a estas declaraciones, las autoridades aseguran que los autores son unos jóvenes conocidos en el barrio como “El trío calavera”. Aparentemente, lo que sucedió fue que los chicos implicados le habrían robado el gato a otro niño. No conforme con arrebatarle el animal a la víctima, lo agredieron y lo obligaron a presenciar la masacre del gato.

Pacma y el Idima han denunciado que en la zona de Villa de Vallecas se han encontrado ya ocho gatos muertos, por lo que piden que los cuerpos de seguridad refuercen la vigilancia ante este tipo de delitos.

Las organizaciones animalistas han pedido que se realicen las respectivas investigaciones del caso, el cual es tipificado en el Código Penal y sancionado con penas de entre tres meses hasta un año de prisión. No obstante, en el caso de que los responsables tuviesen menos de 14 años serían inimputables.