Denuncian irregularidades y la muerte ilegal de 5 toros en las fiestas del toro embolado

AbandoNoAnimal, toro embolado

Recientemente, un perturbador vídeo de la llamada fiesta del toro embolado de La Vall d'Uixò, provincia de Castellón, que fue grabado por la asociación La tortura no es cultura, ha sido tan impactante que ha traspasado las fronteras de nuestro país.

Medios británicos han difundido las imágenes de un hombre que prende fuego a los cachos de un toro, que luego es atormentado y maltratado por la muchedumbre, antes de morir lentamente acuchillado.

La escena fue realmente tan brutal, que incluso se preguntan si es una de las fiestas más salvajes del mundo. Uno de los medios, el Daily Mirror, denuncia que un toro es acosado por la multitud que prende fuego a sus cuernos antes de acuchillarlo hasta la muerte.

Además, enfatiza las denuncias de los animalistas por el sufrimiento y maltrato del animal, así como su intención de presentar una queja oficial ante el gobierno regional de Castellón.

AbandoNoAnimal, toro

La fiesta del toro embolado se ha ido al extremo del abuso animal


El toro embolado es una de las tantas mal llamadas “fiestas tradicionales” en España, en la que a los organizadores se les ha ido de las manos.

Hace poco, las asociaciones animalistas La tortura no es cultura y Animal Guardians, han denunciado la muerte ilegal de 5 toros durante esta festividad.

Los activistas animalistas han descrito las lamentables condiciones - de principio a fin - a las que fueron sometidos estos 5 animales, solamente para que un grupo de personas supuestamente se divierta.

En estos últimos casos, la violencia que ha permitido la organización de esta fiesta ha sobrepasado los límites. Es por ello que los activistas han alzado su voz y han denunciado los vergonzosos hechos.


Muerte tortuosa del toro embolado


Primero, los toros llegaron en claustrofóbicas cajas. Viajan a altas temperaturas desde la ganadería, lo que les produce extremo calor, deshidratación y pérdida de peso.

A continuación, fueron amarrados e inmovilizados en un poste para colocarle en los cuernos las barras de hierro con material inflamable, que luego se prenden en fuego. Se podía ver como el animal se retorcía de dolor. Después que lo prenden en fuego, el toro embolado es soltado.

El toro corre despavorido sacudiendo su cabeza por las llamas. Esto provoca que las chispas y los restos del material inflamable caigan sobre su rostro y cuerpo causándole quemaduras.

AbandoNoAnimal, abolición del toro embolado

El animal entra en un estado de mayor estrés, al verse atrapado dentro de un recinto cerrado y que además, es acosado por una muchedumbre que le jala la cola, le lanza botellas y arena en la cara, o le da patadas de detrás de los barrotes.

Lo que más lamentan estas organizaciones animalistas, fue la manera en cómo murieron los toros en las distintas ocasiones. Se trató de una muerte que no es legal en este tipo de eventos.

Cuando finalizó la larga tortura del animal, este fue inmovilizado mediante la fuerza bruta de un grupo de personas y metido dentro del cajón una vez más, en donde fue apuntillado hasta la muerte.


Todas las irregularidades quedaron evidenciadas


Todas estas irregularidades durante la fiesta de La Vall d'Uixò, incluso los que operaron las puntillas, aparecen evidenciadas en el indignante vídeo difundido por esta organización animalista.

"De probarse que los animales fueron sacrificados en los cajones, se cometería una infracción muy grave, pues deben ser llevados al matadero y ser sacrificados ahí, conforme a la legislación", advierten las organizaciones que elaboran la denuncia concerniente ante la unidad territorial de Castellón.

Por otro lado, estas asociaciones animalistas también rechazan que la festividad del toro embolado, así como otras festividades taurinas, (por ejemplo, las corridas de toros) sean apoyadas económicamente y promocionadas por el Ayuntamiento, la Diputación Castellón y la Generalitat.

En su opinión, esos fondos deberían ser destinados para otros fines, como ayudas sociales, formas de prevenir el calentamiento global, entre otras, pero no para el maltrato de animales por diversión.

Desde las asociaciones animalistas esperan que se tomen medidas estrictas ante estos hechos.

No se entiende cómo en nuestro país todavía está permitido este tipo de festividades llamadas tradicionales, tan macabras y que las personas disfruten y se diviertan de semejante maltrato animal.

Hay que hacer un llamado a la conciencia ante este abuso hacia animales, ya que promueve el maltrato y la insensibilidad sobre todo en la población joven.