Rescatan 270 perros de un criadero ilegal en Madrid que le cortaba las cuerdas vocales

AbandoNoAnimal, criadero ilegal en Madrid

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de nuestro país, rescató 270 perros que se encontraban en un criadero ilegal en Madrid. 

En esta intervención, se encontraron que los perros estaban hacinados y sometidos a condiciones insalubres, así como presentaban afecciones visibles.

No bastando con eso, estas crueles personas, les seccionaban las cuerdas vocales a los perros, para que sus ladridos no alteraran a los vecinos de la existencia del clandestino lugar.

Como resultado, durante la operación, fueron detenidas cinco personas que formaban parte de una red de comercio de animales a través de Internet.

Es por ello, que a los responsables se les acusa de maltrato animal, falsificación documental y pertenencia a una organización criminal.

Según la policía, al parecer se trataba de un lucrativo negocio familiar que se encargaba de la cría y comercialización de perros de las razas chihuahua y pomerania, en dos criaderos ilegales en las localidades madrileñas de Meco y Arganda del Rey.

Incluso, este criadero ilegal en Madrid, era uno de los principales distribuidores de perros en Europa. Un gran logro para ir saneando este tipo de negocios negros en España.

AbandoNoAnimal, cría de perros chihuahua

Criadero ilegal en Madrid era un negocio millonario


La investigación se inició en 2019, tras la denuncia de un criadero ilegal de ejemplares chihuahuas dentro de un chalé, en la localidad de Meco.

En Meco encontraron 12 perros de raza y un hilo de documentación por investigar, que terminaba en otro chalé, ubicado en una urbanización céntrica de Arganda del Rey.

Este indicio conllevó a los agentes a indagar más a profundidad el asunto. Para su sorpresa, en esa segunda casa, en un agujero oculto, los policías encontraron en noviembre el gran criadero, con otros 258 perros.

El inspector jefe responsable de los delitos medioambientales, Juan Castro, ha detallado que la cría de este tipo de los ejemplares, chihuahuas y pomerania es muy lucrativa.

Cada ejemplar puede venderse entre los €1.300 y €3.000.

Castro señaló, que el valor total aproximado de los perros que fueron intervenidos durante la operación y que han sido entregados a varias protectoras de animales, rondan los €300.000.

Conforme a la documentación del caso que se encontró durante esta operación, la cual se inició por una denuncia anónima, se infiere que desde 1990 la mente maestra de este grupo criminal, ha inscrito 1.400 ejemplares, ante la Real Sociedad Canina de España.

El negocio funcionaba a través de anuncios y publicidad a través de las redes sociales, y los perros eran distribuidos por toda España.

Lo que significa, según las estimaciones policiales, que por la cantidad de perros, las cifras por las ventas podrían sobrepasar los €2 millones.


Lo que padecen los perros en un criadero ilegal


El criadero ilegal en Madrid se dividía en tres áreas. Una zona de cría, en la que se mantenían a los cachorros con menos de un mes de nacidos y las perras embarazadas.

Otra zona, estaba destinada para los perros que estaban para la venta y la tercera, en donde colocaban a los animales que estaban listos para criar.

Los agentes, al arribar al clandestino lugar, se encontraron de las deplorables condiciones higiénico-sanitarias de las instalaciones.

Además, se percataron que la cría se realizaba sin ningún tipo de control veterinario y por consiguiente, muchas hembras padecían de múltiples afecciones clínicas.

Incluso, se encontraron dos cadáveres de cachorros congelados y envueltos en papel periódico.

Por otra parte, fueron incautados medicamentos de uso veterinario, vacunas, cartillas sanitarias falsas selladas, pero sin rellenar y chips de rastreo.

AbandoNoAnimal, maltrato perros

Responsables pudieron haber estado más de una década en el negocio


Los responsables y dueños del criadero ilegal en Madrid era una pareja de esposos, en compañía de sus cómplices, dos veterinarios y un experto en computación.

Los veterinarios le ayudaban a dar la apariencia de legalidad a los perros, a través de las cartillas sanitarias falsas, para ocultar su procedencia ilegal. Además, de los necesarios chips, que el dueño de la red colocaba a los cachorros.

Asimismo, el experto en computación, se encargaba de promocionar a los canes en el sitio web y en las redes sociales.

Afortunadamente, los 270 perros rescatados se encuentran bajo la custodia de varias asociaciones protectora de animales, las cuales están esperando la decisión judicial sobre el caso.