Cómo curar la conjuntivitis en los gatos

AbandoNoAnimal, conjuntivitis gatos

Los expertos aseguran que los ojos de los gatos son muy delicados, y que el simple contacto con el ambiente los expone a diversos agentes patógenos como bacterias y hongos. Incluso, los ojos pueden verse afectados por reacciones alérgicas causadas por alimentos o por sufrir traumatismos en la zona.

La conjuntivitis es una inflamación muy molesta de la conjuntiva del ojo, que es una membrana que cubre el interior de los párpados. Esta patología ocular acarrea secreciones y la dificultad para abrir los párpados.

No obstante, la conjuntivitis es una enfermedad frecuente y recurrente en el caso de los gatos. Lo primordial es determinar si se trata de una conjuntivitis infecciosa o no infecciosa, por lo tanto, es importante conocer sus posibles causas y sintomatología para poder tratarla adecuadamente.

AbandoNoAnimal, cuidado animal

Posibles causas de la conjuntivitis en los gatos

Si se trata de una conjuntivitis no infecciosa, puede originarse por una alteración en el sistema inmune del gato. Por ejemplo, la enfermedad del moquillo, alergias o el desarrollo de un entropión, que es la inversión del párpado hacia adentro.

Si se trata de una conjuntivitis infecciosa existen diferentes patógenos causantes de la enfermedad, por ejemplo, infecciones víricas como el Herpesvirus felino tipo I y el Calicivirus felino. También bacterias como la Chlamydoplhila felis y la Mycoplasma felis pueden ocasionar la inflamación de la conjuntiva en felinos de todas las edades.

Durante las fases iniciales este tipo de infecciones generalmente afectan un solo ojo. Sin embargo, si la enfermedad se agrava puede afectar ambos ojos provocando la aparición de folículos. Si al aplicar el tratamiento los signos no disminuyen, los veterinarios deben evaluar la posibilidad de que la infección sea por causa del virus de la inmunodeficiencia felina (IDF)

Por otra parte, existe la posibilidad de que la causa de la conjuntivitis sea externa, es decir, que se produzca por medio de traumatismos donde la lesión puede afectar la córnea, llegando a producir una úlcera y el crecimiento anormal de la flora de microorganismos que habitan en la conjuntiva.

AbandoNoAnimal, gatos

Síntomas, diagnóstico y tratamiento

Un gato que padece conjuntivitis presenta enrojecimiento y acumulación de líquido en la conjuntiva del ojo, así como la producción de legañas blanquecinas o verdosas. Puede haber lagrimeo de tipo mucoso e incluso sanguinolento, además del cierre involuntario de los párpados producto de la sensación de dolor o picor. En casos severos puede ocasionar pérdida de la visión.

En términos generales, los expertos aconsejan lavar los ojos del gato con suero fisiológico para que toda la suciedad que se pueda acumular en la conjuntiva sea eliminada y así se mantengan los ojos limpios. 

El veterinario deberá realizar un estudio oftalmológico para evaluar el tipo de lesión y la gravedad de la misma. El estudio determinará el tipo de tratamiento que necesita el gato. Los veterinarios explican la importancia de determinar la causa de la conjuntivitis para poder aplicar el tratamiento correcto, de lo contrario el efecto puede ser fatal. Es clave la evaluación de un veterinario para no empeorar la enfermedad de nuestro animal de compañía.