Condenado a 1 año y 3 meses de prisión por maltratar a más de 50 perros

AbandoNoAnimal, perros

La Audiencia de Badajoz ha resuelto un terrible caso de maltrato animal en el que estuvieron involucrados más de 50 perros. La justicia ha dictaminado una condena de un año y tres meses de prisión contra un hombre responsable de crueles actos de maltrato a 55 canes que se encontraban en las instalaciones de un criadero ilegal en la localidad extremeña de Don Benito.

El hombre mantenía hacinados a los perros en el recinto ilegal, les cortaba las cuerdas vocales y además explotaba reproductivamente a las hembras para vender las crías. Afortunadamente, el veredicto también le prohíbe trabajar con animales durante tres años y cuatro meses.

AbandoNoAnimal, maltrato animal

Un aterrador criadero de perros

Tras una denuncia del Partido Animalista contra el Maltrato Animal (Pacma), agentes de la Guardia Civil de Badajoz lograron descubrir el criadero ilegal. La escena era desgarradora: encontraron a 55 perros hacinados en pequeñas jaulas en las que no tenían espacio para moverse, durmiendo sobre alfombras llenas de heces y algunos hasta se comían sus propios excrementos.

También encontraron algunas hembras que habían sido explotadas reproductivamente y otros animales a los que se les había mutilado las cuerdas vocales para impedirles que ladraran. De acuerdo a lo que explica la sentencia de la Audiencia de Badajoz, este tipo de maltratos a los que fueron sometidos los animales dejó notables consecuencias psicológicas en la mayoría de los perros.

"Los perros presentaban importantes secuelas de tipo psicológico como estrés y ansiedad por la amputación de las cuerdas vocales e imposibilidad de comunicarse. Muchos también presentaban una absoluta falta de confianza en el ser humano, que se evidencia en el hecho de agacharse al intentar cogerlos, temblar, orejas caídas e incluso orinar o defecar sin control antes de ser tocados”, reza la sentencia.

AbandoNoAnimal, delito por maltrato

¿Justa condena?

La sentencia explica cómo el hombre criaba a los perros por medio del maltrato y después los vendía. Asimismo, describe que el responsable operaba y suministraba medicamentos sin ningún tipo de licencia habilitante, Incluso utilizaba microchips fuera del mercado legal.

A pesar de todos los delitos cometidos por el hombre, los jueces explican por qué consideran el maltrato animal de manera agrupada y por qué no es tomado de manera individual, lo que aumentaría el tiempo de la condena.

La razón es que los animales en el marco legal no aplican como personas jurídicas o físicas. "Cada animal tiene su individualidad, se trata de un ser vivo que siente y dispone de la protección penal oportuna para garantizar que sean respetadas su vida, su salud y su integridad física y psíquica. Sin embargo, no es posible afirmar que los animales tengan personalidad jurídica propia".

Es lamentable que la condena no haya sido mayor teniendo pruebas tan evidentes y la gran cantidad de animales afectados. Es necesario modificar el Código Penal en nuestro país, para que sea más severo en este tipo de casos y así las personas comprendan que maltratar un animal conlleva graves consecuencias.