En Castilla y León prohíben alancear y matar al “Toro de La Vega”

abandoNOanimal protección toro

Una de las tradiciones más grotescas habidas en el mundo, y en nuestro país, ha culminado, y es que el Gobierno de Castilla y León ha aprobado una ley para salvar al “Toro de La vega”, mismo que no podrá ser alanceado ni matado, tal y como lo indica la lógica y el respeto a la vida de cualquier ser, en este caso el animal.

De esa forma, informó el diario Norte de Castilla que el Consejo de Gobierno de Castilla y León fue el encargado de dar el visto bueno al decreto-ley, así que se modifica el absurdo e inhumado Reglamento de Espectáculos Taurinos de la comunidad autónoma, que hasta el momento efectuaba una excepción a la prohibición general de que se pueda dar muerte en público a los animales que participen en espectáculos taurinos populares (encierros, suelta de vaquillas, probadillas y concursos de cortes). Esa excepción, precisamente amparaba al "Torneo del Toro de La Vega"  para que el animal pudiese morir alanceado en la vega tordesillana.

El decreto-ley marca un punto de inflexión histórico, pedido por buena parte de la población (incluyendo quien suscribe estas letras), puesto que el “Toro de La Vega” moría salvajemente, a manos de criminales vestidos de “show-men”. La Junta de Castilla y León, gobernada por el Partido Popular, se pone así al frente de una solución que pueda por un lado garantizar la continuidad de la tradición y, por otro, se adapte a los tiempos que vive la sociedad, que cada vez de forma más unánime rechaza la muerte de los animales.

Aunque la protección de la tradición la justifica la Junta de Castilla y León en el hecho de que el torneo podrá seguir celebrándose como históricamente se ha venido haciendo cada mes de septiembre, ahora la diferencia radiará cuando el toro llegue a la vega y no muera. En esa adaptación a los tiempos se encuentra el hecho de que hasta hace solo unos años, el lancero (o criminal) que daba muerte al toro, le cortaba sus atributos y los clavaba en lo alto de la lanza con la que lo daba por muerto, antes de exhibirlo desde el balcón del Ayuntamiento. Esa costumbre inhumana, mal sana y criminal, se prohibió también hace años.

abandoNOanimal toro vega

Último torneo, en 2015

Vale indicar que el último torneo, celebrado el 15 de septiembre de 2015, finalizó con la muerte del “Toro Rompesuelas”, aunque el jurado lo declaró nulo y sin vencedor al considerar que se había incumplido el reglamento.

Basta de apoyar estas actividades tan crueles. Es momento de no cesar en el intenta por hacer respetar al animal y que la población lo vea como un miembro más del mundo en que vivimos.