Baleares quiere prohibir las corridas de toros

AbandoNOanimal corridas baleares

El reinado centenario de quienes disfrutaban con el sufrimiento animal en las Islas Baleares parece estar llegando a su final.

El Parlament, principal órgano del Poder Legislativo, que ejerce el control del Gobierno y elige al Presidente de las Islas Baleares, aprobó con 33 votos a favor, 20 en contra y 3 abstenciones la decisión histórica de erradicar el sufrimiento animal de los festejos y demás reuniones de la población balear.

La importante votación, realizada este martes 19 de abril, tiene como objetivo principal eliminar las excepciones a la ley de protección animal de 1992; excepciones que se han amparado durante 24 años en una figura obsoleta de tradición y cultura de las Islas Baleares para hacer sufrir a los animales.

La histórica medida se apoya en las innumerables peticiones de grupos que, situados en Mallorca, capital de las Islas Baleares, han propulsado una “Mallorca sin sangre”; movimiento que ya tiene a su favor 33 municipios baleares que se declaran antitaurinos. Los cuales, como muchos en España, ya dan luces de entender que no debemos ni podemos encerrar a un toro indefenso entre picadores, banderilleros y toreros con el fin de causarle la muerte lentamente y que, mientras tanto, los asistentes disfruten de esa carnicería.

AbandoNOanimal corridas toros

Adiós a los "correbous"

Además de pretender la prohibición de las corridas de toros, la decisión también alcanzaría a los “correbous” y los circos con animales salvajes en Baleares. El “correbous”, cuya primera edición data de 1892, consiste en que se selecciona un toro, es amarrado de los cuernos para que la población lo hale y lo menee durante un recorrido de mucho sufrimiento animal por las calles del pueblo; lo empujan, patean, para que la población lo vea bien antes de matarlo y repartirse sus carnes.

Otros animales que se verían beneficiados con la medida son los sometidos a trabajar mediante azotes, electricidad, hambre, cadenas y demás salvajismos para acostumbrar al animal (tigre, león, elefante…) a realizar algunos “trucos” en los circos y a obedecer a quienes los sacaron de sus hábitats naturales para hacer reír y ganar dinero a costa de ellos.

¿Cuándo comenzaría esa prohibición en las Islas Baleares?, podría ser la pregunta de todos¸ lo cual nos lleva a la clarificación jurídica del caso: lo que hizo el Parlamento autonómico fue aprobar el inicio de los trámites para modificar la Ley de Protección de los Animales (de 1992). Ahora bien, si este trámite se lleva a cabo en forma normal, lo más probable es que en junio de este año 2016 entre en vigor la ley, esto, porque los partidos políticos que promovieron la solicitud serán los mismos que votarán en junio.

Entonces, estamos presenciando el momento anhelado de cortar con ese pasado vergonzoso del maltrato al animal, y su sustitución por nuevas concepciones que nos ayuden a verlo como un ser unido al hombre en todo sentido, y que por tanto requiere nuestro cuidado por estar, sin lugar a dudas, indefenso ante las arremetidas humanas.

Las corridas de toros no son un deporte ¡Es crueldad!