Alimentos que NO debes darle a los animales de compañía

alimentos mascotas

Algunas personas no logran resistirse ante la tierna mirada de su perro, cuando se para junto a la mesa para que lo alimenten con la comida del dueño. Es normal darle un bocado para “consentirlo”. Pero lo que muchos desconocen, es que de esta manera podrían causarle un grave daño a su mascota, ya que los animales no pueden consumir la totalidad de los alimentos que ingieren las personas.

Los perros y gatos, por sólo citar un par de ejemplos, tienen un sistema digestivo distinto al del ser humano y, por tanto, algunas comidas les pueden caer pesadas. A la mayoría de los canes, como sus dueños han podido comprobar, les encanta la carne o el pollo. Y es posible que estas proteínas no le caigan mal al organismo de la mascota, pero cuando las carnes, rojas o blancas, son sazonadas con cebolla, por ejemplo, el animal podría enfermar o presentar problemas digestivos. El mismo efecto produce esta hortaliza en los gatos. Ya sea en bajas o grandes cantidades, la cebolla mata los glóbulos rojos en estos animales, lo que suele ocasionar anemia.

Lo mejor para tu mascota siempre será que la alimentes con la comida hecha para su raza y edad, ya que estos alimentos fueron pensados para el aparato digestivo de los animales. Sin embargo, tampoco es cierto que TODOS los alimentos que consumimos los humanos son perjudiciales para tu mascota. Hay algunas licencias que te puedes permitir cuando se trata de consentir a tu mejor amigo.

Por ese motivo fue que decidimos realizar un listado de los alimentos que NO deberías nunca darle a tu mascota y otros que SI puedes compartir con ellos. De hecho, algunos alimentos resultan muy beneficiosos en la dieta de los animales.

Alimentos que NO debes darle a tu perro:

Aguacate: Esta fruta, en grandes cantidades, es muy dañina para los perros, ya que contiene una toxina llamada persin, que puede provocar vómitos y diarreas.

Uvas y pasas: Se ha comprobado que estas frutas provocan enfermedades en los riñones. Se desconoce exactamente cuál es la sustancia nociva para los canes presentes en estos alimentos, pero son varios los casos que se han reportado de mascotas enfermas tras ingerir uvas y pasas. Así que te recomendamos que mantengas a tu mascota alejada de ellas. Puede resultar algo complicado para las personas que tienen perros y viven en zonas rurales, donde se siembran estos frutos, pero vale la pena hacer un esfuerzo por evitarlo.

Comidas saladas: Los veterinarios recomiendan mantener a los perros alejados de las comidas saladas, ya que el organismo del can no funciona de la misma manera que el nuestro a la hora de procesar la sal. Así que nada de papas fritas ni pretzels para tu amiguito. No importa lo mucho que te suplique.

Duraznos y ciruelas: La semilla de estas frutas contienen cierta cantidad de cianuro, que puede resultar letal tanto para humanos como para perros. Nosotros sabemos que no podemos tragarnos las semillas, pero los perros no. Además, sólo el hecho de que una semilla de durazno, de tamaño considerable, ingrese al sistema digestivo del perro, puede ser muy perjudicial para el animal.

Comidas demasiado dulces: Al igual que ocurre con los seres humanos, ingerir comidas demasiado dulces puede ocasionar en tu perro problemas de sobrepeso, enfermedades dentales y diabetes. El azúcar en exceso es perjudicial para todas las especies.

Chocolate: Este delicioso dulce que a la mayoría de las personas nos encanta, es un veneno para los canes debido a que contiene teobromina, una sustancia tóxica para ellos. Les genera diarreas, vómitos, y si consumen altas cantidades de chocolate, las consecuencias podrían ser fatales debido a un paro cardíaco.

Alimentos que SÍ puedes darle a tu perro:

– El arroz y la pasta, siempre y cuando no contengan altas cantidades de sal, pueden resultar un perfecto acompañante para la comida de los perros.

– Vegetales como zanahorias, apio, guisantes y rodajas de pepino, contribuyen al buen funcionamiento del aparato digestivo del can.

– También pueden resultar beneficiosas algunas rodajas de frutas frescas como manzanas, bananas y el melón.

Alimentos que NO debes darle a tu gato:

– La cafeína produce efectos muy negativos en los gatos. Genera enfermedades que pueden ser irreversibles y, en algunos casos, se ha reportado la muerte de felinos, tras ingerir altas cantidades de café. Así que ya sabes, mantén a tu gato alejado de la cafeína y las bebidas energéticas.

– Las caricaturas nos han enviado un erróneo mensaje en cuanto a lo positivo que sería para nuestros gatos consumir pescado crudo. De hecho, es todo lo contrario. El salmón, sábalo, esturión y la trucha contienen parásitos que pueden causar en tu gato diversas enfermedades. Lamentablemente, también tenemos reportes de gatos que han fallecido luego de ingerir pescados crudos.

– Ciertos tipos de lirios podrían ser muy tóxicos para tu gato. Consumir el polen de esta planta o una hoja, podría ocasionar resultados muy desfavorables. Mantén alejado a tu gatito de las flores.

– Los huevos cocidos son ricos en proteínas, y por esa razón son muy recomendables para los humanos y también los gatos. Pero el E Coli y la salmonela son los riesgos de consumir huevos crudos. Así que ya sabes, no alimentes a tu gato con huevos sin cocer.

Alimentos que SÍ puedes darle a tu gato:

– Tu gato podrá disfrutar sin problemas del pollo y del pescado bien cocido. Lo mismo ocurre con los huevos cocidos, como comentamos arriba.

– Pequeñas cantidades de queso pueden ser una gran fuente de proteínas para tu gato. ¿O pensabas que sólo al “archienemigo” de los gatos le agradaba el queso?

– Para los felinos que le gusten los vegetales, pueden darles algunas porciones de brócoli.

Esperamos que este listado te sirva como referencia a la hora de alimentar a tu mascota. Con nuestros perros y gatos debemos estar muy atentos a las reacciones que tengan luego de ingerir algún alimento. Al igual que las personas, nuestros animales también son diversos. Lo que para un individuo puede ser un manjar, para el otro podría ser un alimento perjudicial. Recuerden siempre acudir al veterinario, quien te podrá informar sobre las características particulares de tu mascota.

Así que ya sabes, no importa cuánto te implore tu mascota para que le des a probar de tu comida, no lo hagas hasta que no estés totalmente seguro de que no le causará daño alguno.