Cómo actuar si tu animal de compañía sufre un atragantamiento

AbandoNoAnimal, atragantamiento

Los animales de compañía exploran muchas veces el mundo con sus bocas y pueden terminar sufriendo un atragantamiento por la ingesta accidental de algún objeto. Asimismo, pueden ahogarse con un trozo de hueso cuando se están alimentando. Es importante que no entres en pánico si notas que tu animal de compañía está ahogándose. Cuando tienes el control podrás actuar de forma rápida y eficiente. 

El atragantamiento en los animales es una situación más frecuente de lo que podemos imaginar. Sin embargo, muchos desconocemos las maniobras que podemos hacer para poder ayudar de forma correcta a que el animal pueda expulsar lo que se tragó. Aquí te dejaremos algunos valiosos métodos para que sepas actuar en caso de que tu perro o gato sufriera un atragantamiento.

Maniobras para auxiliar a tu animal de compañía

Lo primero que se debe hacer para auxiliar a un animal de compañía es mantener la calma, ya que lo más probable es que no puedas llegar a tiempo al veterinario. Si notas que tu animal comienza a toser, tiene sofocación, jadeo y estiramiento de cuello para respirar, está presentando ahogamiento. Deberás actuar con mucha habilidad y rapidez para ayudarlo.

AbandoNoAnimal, animal de compañía

Lo primero que debes hacer es tratar de calmar a tu peludo mediante caricias y comunicarte con una voz suave. Tal vez sea una situación que cause nervios para la persona, pero hay que intentar controlar las emociones si se quiere tener éxito durante el proceso de salvar la vida del gato o perro atragantado.

Seguidamente deberás abrir la boca del animal y si a simple vista se ve el objeto que está obstruyendo su garganta intenta retirárselo con la mano. Sin embargo, no recomiendan esta maniobra, porque un mal movimiento puede introducir más el objeto y empeorar la situación.

Otra opción es sujetar al gato o al perro por las patas traseras y colocarlo boca abajo. Esta posición puede ayudar a que el animal tenga la posibilidad de que expulse el objeto que tiene atorado en la garganta más fácilmente.

También puedes aplicar la maniobra de Heimlich que se hace en las personas, pero en los animales es un poco diferente. La forma correcta de ejecutar esta maniobra es colocando al animal tumbado o de pie abrazándolo con los brazos alrededor de la cintura. 

AbandoNoAnimal, consejos

Una vez que los brazos están alrededor de la cintura las manos deben estar juntas. Una de las manos se coloca en forma de puño debajo de su caja torácica a la altura del abdomen. Ya en posición se deberá apretar rápidamente en fases de cinco ocasiones cada una. Esta técnica hay que saberla aplicar ya que solo apretar el estómago del animal no servirá de nada.

Existe otro método que consiste en sujetar en brazos al perro o al gato como a un bebé y abrir las patas delanteras hacia afuera. Esta maniobra facilita un mayor espacio de sus vías respiratorias. Sin embargo, en gatos puede ser problemático ya que la reacción ante este tipo de situación es impredecible. No obstante, si no te han funcionado los otros métodos también tienes la opción de darle una palmada entre los omoplatos y volver a aplicar la maniobra de Heimlich.

Por último debes acudir al veterinario aún cuando hayas podido extraer finalmente aquello que estaba atorado en la garganta de tu peludo. El veterinario podrá verificar que todo está bien y asegurarse de que tu animal de compañía está fuera de peligro.