Activistas pro animales fueron agredidas en Tarragona

abandoNOanimal mujeres agredidas

Un reflejo de que nuestra sociedad está contaminada fue lo ocurrido en la población Mas de Barberans, en Tarragona, donde el domingo pasado, mujeres activistas y defensoras de los derechos animales fueron agredidas físicamente e insultadas por un grupo de personas, que se auto-declaraban pro-taurinos.

Las víctimas, Aída Gascón, de 32 años y presidenta de AnimaNaturalis en España, y su compañera Yasmina Moreno, de 29, denunciaron los hechos al diario El País. A la mañana siguiente, la policía detenía a cuatro personas por su presunta relación con los hechos. Se trata de tres salvajes e inescrupulosos hombres y una mujer, de entre 19 y 47 años, todos miembros de una misma familia, que probablemente carece de valores, o al menos es la única explicación para actuar así.

Tanto la señora Gascón, como Moreno, llevan tiempo demostrando coraje, valentía y sensibilidad, es por eso que acudieron al mencionado pueblo de Tarragona con la misma intención con la que se presentan en la mayoría de festejos taurinos que se celebran en esa zona: grabar la corrida de toros para documentar si se produce alguna vulneración del reglamento que vela por la integridad de los animales. También pretendían grabar el festejo del “toro embolado”, una tradición grotesca, que solamente aplauden aquellos quienes se regocijan con el sufrimiento ajeno, en este caso del animal.

De hecho, una filmación realizada por un videoaficionado ha sacado a la luz el tenso episodio vivido en Mas de Barberans, pues allí se observa cómo, entre vítores de algunos desalmados, los individuos roban dos cámaras con las que las damas, haciendo su trabajo, trataban de grabar el festejo sin sentido de la corrida de toros.

AnimaNaturalis denunció otro atropello​

La citada persecución no es aislada de la realidad actual, debido a que AnimaNaturalis denunció hace 15 días a diversos medios que sus activistas también fueron hostigados y perseguidos en Tortosa, durante otra corrida.

abandoNOanimal agresión corridas

Asimismo, Aída Gascón declaró en El País que “la única manera de que esta temporada de correbous (corridas) sea tranquila es que a los acusados se les apliquen penas ejemplares. Hemos asistido a estos festejos por los últimos cinco años, sólo para fiscalizar que se cumpla con el reglamento taurino, y nunca habíamos sufrido este tipo de violencia en carne propia. Deseamos que esto termine aquí, pero no dejaremos de documentar los correbous".

Palabras ejemplares de una luchadora de los derechos del animal. De esas que faltan en cantidades enormes dentro de una nación, como España, que adolece de valores al momento de proteger a los distintos componentes de una sociedad, tal y como lo es el animal.

Ya basta de que castiguemos al animal, y no protejamos a todo aquel que lucha por el bienestar de esta especie. El llamado vuelve a ser para las autoridades, a que apliquen todo el peso de la ley contra los inescrupulosos que los maltratan, igual que ante aquellos delincuentes que arremeten contra quienes luchan por los animales, dado lo ocurrido con las señoras Gascón y Moreno.