A seguir luchando contra la estigmatización de la defensa de los animales

sociedad defensores animales

Muchas personas que se dedican a la defensa de los animales pueden llegar a ser vistas como extrañas. Pero si se trata de un famoso, nos puede llegar a parecer una excentricidad e incluso hasta un acto loable.

Paul McCartney quien es vegano y se ha mostrado en contra de la tauromaquia; Carles Puyol, reconocido futbolista quien también está en desacuerdo con los toros: y la reconocida cantante Alaska, quien llegó a desnudarse en protesta contra la llamada fiesta brava son algunos ejemplos de personalidades que luchan contra el maltrato animal.

Pero debemos voltear la mirada hacia personas como María del Carmen Iglesias, quien vive en Galicia y desde hace muchos años se las ha ingeniado para dar de comer a animales necesitados. La filántropa asegura “hacer un sacrificio para comprar el alimento para los gatos”, pero dice que no se permitiría nunca dejar que mueran de hambre. Personas como María del Carmen hay más de las que parece y merecen todo el respeto y la consideración.

Contra los estigmas

La sociedad actual ha estigmatizado a muchas de las personas que se dedican a la defensa de los animales. Uno de los ejemplos es la serie de televisión Los Simpsons, en la que hay un personaje llamado “La señora de los gatos”. Este tipo de situaciones, lejos de ayudar, estigmatiza y refuerza el patrón negativo que hay en parte de la sociedad.

Este tipo de etiquetas, deshumaniza la conducta de los defensores animales, quienes son vistos como personas aisladas del “mundo real y sus problemas”.

Los conceptos de violencia animal y humana no están divorciados, por el contrario: La respuesta, la prevención y denuncia de la crueldad hacia los animales está inexorablemente vinculada a la lucha en contra de la violencia injustificada e inadmisible de cualquier tipo. El bienestar animal es por tanto un asunto decididamente humano, que tiene consecuencias tanto éticas como prácticas en la esfera de lo social.

Un asunto de valores

El buen trato a otros seres vivos es algo que debe ir muy de la mano con la educación que es impartida a los niños desde pequeños en sus respectivos hogares.
Hacerle comprender a un niño que no se debe hacer ningún tipo de daño a cualquier animal simplemente porque es callejero (i.e. “no es de nadie”, “no tiene voz”), es una labor social de importancia incuantificable, pues implica dar inicio a un proceso de maduración, psicológicamente complejo, que tendrá un efecto definitivo en el desarrollo de un individuo y por ende, en actitudes sociales: la construcción de fibra moral y autocontrol, de integridad personal.

Un mundo que va cambiando

En España, como en varios países de Europa, la mirada hacia los protectores de los derechos de los animales ha cambiado considerablemente y para eso internet ha jugado un importante rol.

Las redes sociales han hecho que la defensa de los animales no se limite a organizaciones grandes que desde hace mucho tiempo vienen realizando un trabajo encomiable para esta causa, sino que por el contrario, ahora las personas de forma individual pueden denunciar, prevenir y recabar fondos, entre otras actividades, en pro del bienestar de aquellos que no tienen voz pero sí padecimientos.

Precisamente la movilización de las personas en pro de los animales, ha hecho que se modifiquen leyes, e incluso algunos políticos tomen en cuenta este tópico como parte de su campaña como en el caso el concejal Dimas Gragera, quien utilizó esto como bandera en su cruzada por obtener el cargo en Santa Coloma de Gramenet.

Un rostro para la causa

Si bien los estigmas causan un profundo daño, afortunadamente el hecho de que cada vez haya más personas interesadas en el tema y particularmente a través de las redes sociales, ha humanizado más esta lucha, sobre todo por el hecho de que son personas comunes y corrientes con particular sensibilidad hacia esta realidad.

Gracias a personas como María del Carmen, el impacto ha sido tan grande en la sociedad que la aceptación es cada vez más amplia y se han creado organismos como el Observatorio Justicia y Defensa Animal, que como se define en su web, “Es una entidad independiente, sin ánimo de lucro, fundada en 2012 y que desarrolla su actividad en España. Está formado eminentemente por profesionales del ámbito jurídico y de la comunicación”.

Este organismo, tiene entre algunas de sus funciones, organizar a las personas para que se manifiesten sobre los tópicos que afectan a las criaturas, como la violencia sexual en contra de ellos o impulsar reformas como las del código civil para darle un caracter diferente al concepto de animales.

Por ellos y por nosotros

Los beneficios emocionales, psicológicos y físicos que las mascotas aportan a nuestra sociedad tienen múltiples evidencias científicas. Sólo por enumerar algunas : su papel en la prevención de enfermedades, la reducción del estrés y el bienestar de las personas. Esos temas fueron discutidos en el 1º Foro Europeo Better With Pets, que ha tenido lugar en Bruselas en el que se han reunido expertos de toda Europa y cuyo principal objetivo es dar visibilidad a la valiosa función de las mascotas en el mundo.

Una mirada al futuro

Hace un siglo era impensable que la lucha por los derechos civiles en la sociedad mundial iba a avanzar hasta llegar al punto en el que se encuentra ahora. Todo eso fue posible gracias al aporte de ciudadanos comunes y corrientes que en conjunto fueron el engranaje que movió a la sociedad hacia esa dirección.

De igual manera, hoy en día es factible pensar que en un futuro, la sociedad también tendrá cada vez más y más aceptación en defensa de los derechos de los animales.

El cambio es posible y pasa por eliminar las etiquetas y estigmas y considerar que los activistas y amantes de derechos animales son personas comunes y corrientes que tienen la visión de cambiar el mundo a través de la causa que defienden.

abandoNOanimal