1 año de cárcel por maltrato animal al tirar a su perra a la basura en una maleta

AbandoNoAnimal, maltrato animal

La historia de la perra de raza pitbull rebautizada con el nombre de Milagro ha recorrido el mundo por ser la protagonista de un juicio celebrado en Santa Cruz de Tenerife, tras haber asistido ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias. Durante el juicio, el propietario de Milagros fue procesado a un año de prisión por maltrato animal, por haber lanzado a su perra herida a la basura y encerrada dentro de una maleta.

Este es el primer caso en la historia de España que un animal comparece ante la justicia como testigo. Un portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, ha explicado que la determinación de hacer comparecer a un animal en el juicio como “testigo”, es una medida poco común en la Justicia española y se tomó con el acuerdo de todas las partes que lo tuvieron en cuenta, como buen gesto, de cara a concienciar a la sociedad sobre el problema del maltrato animal.

Sentencia ejemplar ante el maltrato animal

El Juzgado de lo Penal número 1 de Santa Cruz de Tenerife ha condenado a un año de cárcel al expropietario de Milagro por un delito de maltrato animal. En la sentencia se dejó constancia de que el animal fue abandonado en un edificio desierto en compañía de otros perros que la atacaron, causándole heridas graves en el cuello, la cabeza, el dorso y las patas. Además, de que fue arrojada a la basura dentro de una maleta por su propio dueño.

El propietario de Milagro al regresar al edificio en donde había abandonado a la perra y verla en grave estado de salud a causa de las mordeduras, en lugar de preocuparse por salvar la vida del animal, el joven decidió meterla en una maleta y tirarla en un contenedor de basura.

Afortunadamente, un vecino que transitaba por la zona escuchó los quejidos del animal, por lo que avisó a las autoridades quienes se presentaron en el lugar de los hechos, en compañía de un equipo de Protección Civil y colaboradores de un albergue para animales para ejecutar el rescate.

Rápidamente fue trasladada a una clínica veterinaria para que la atendieran y le trataran las graves heridas que tenía en todo su cuerpo. Actualmente, Milagro se encuentra completamente sana y bajo el cuidado de una nueva propietaria quien la cuida muy bien y le está brindado una vida feliz.

El joven pagará su condena íntegramente

El acusado había aceptado que arrojó al animal a un contenedor de basura, pero declaró que lo hizo porque pensaba que la perra había fallecido. Sin embargo, el juez impone el cumplimiento total e íntegro de la pena por la saña de los actos, así como la falta de arrepentimiento que mostró el condenado durante el juicio.

Asimismo, el joven tendrá que pagar al albergue los gastos en los que incurrió desde que se hizo cargo de la perra herida, hasta el día en que le encontraron un nuevo hogar. La autoridad judicial, además, le impone la prohibición de poseer animales domésticos durante tres años.